La Policía Nacional decomisó en la Penitenciaría tres armas de fuego, entre ellas dos fusiles, pero también 1 800 municiones calibre 223 y 1493

0
33